Judokas olímpicos que cambiaron el mundo del judo

Elegida por la Federación Internacional de Judo entre todas las judokas del mundo como “la mejor judoca  femenina de la historia” Ryoko Tani, o Ryoko Tamura (nombre de soltera), es una ex competidora de Judo femenina , actualmente ostenta el récord mundial de siete títulos mundiales junto con cinco medallas olímpicas.

Nacida en Fukuoka, Japón, el 6 de septiembre de 1975, con la corta edad de 42 años, participó en cinco Juegos Olímpicos de verano, entre los años 1992 y 2008, sus medallas olímpicas se dividen en: dos de oro, dos de plata y una de bronce, todas en la categoría de 48kg.

Ryoko destaca por ser una gran competidora en Judo, y una de las pocas mujeres judokas que ha competido y obtenido medalla en cuatro Juegos Olímpicos de verano consecutivos.

A sus 16 años, Ryoko Tamura se proclama subcampeona olímpica en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, derrotando a Karen Briggs en las semifinales de la categoría de peso de 48 kg (superligero), y perdiendo en la final con la campeona mundial Cécile Nowak de Francia.

 

En Barcelona quedó marcado su nombre, seguidamente cuatro años después, obtuvo el mismo resultado en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, lo que despertó el interés del judo femenino en Japón, en ese entonces se hizo famosa por su imbatible racha de victorias, 84 victorias consecutivas en total, sin embargo al final se dejó sorprender por una completamente desconocida norcoreana: Kye Sun-Hi.

Kye Sun-Hi, con tan solo dieciséis años de edad, comenzó el combate con una fuerte ofensiva, la cual la doble campeona mundial Ryoko Tamura no pudo defender, y no se pudo adaptar al ritmo de la pelea, entregando así el título olímpico a Kye.

Ese resultado Ryoko Tamura lo consideró como su última derrota, y así fue. Entre 1996 y 2000 Ryoko Tamura ganó nuevamente consecutivamente todos los combates y en los Juegos Olímpicos de Sydney del 2000, en un reñido combate, derrotando en semifinales a la norcoreana Cha Hyon-hyang, y en finales a la rusa Lyubov Bruletova logró la tan ansiada medalla de oro, anotando un ippon tan solo transcurridos 36 segundos de haber iniciado el combate. Para ese entonces, ningún deportista japonés tenía tanta presión y expectativas de parte de la nación y el pueblo japonés.

 

Luego de haber obtenido su medalla de oro, se convirtió en toda una celebridad en Japón, siendo tal la fama que cuando celebró su boda en París, la misma fue transmitida por las televisoras locales japonesas en 2003.

Un año más tarde, en los Juegos Olímpicos de Atenas, Ryoko Tamura quien ahora pasaría a llamarse Ryoko Tani, cuyo apellido cambió de Tamura a Tani por haber contraído matrimonio con Yoshitomo Tani, fue la primera judoka en conservar su medalla olímpica derrotando a la francesa Frédérique Jossinet.

En el año 2007, Ryoko Tani hizo una gran vuelta, compitiendo en el Mundial de Río de Janeiro, donde se hizo con su 7mo título en la categoría de 48 kilos. En este evento Ryoko Tani demostró que era la que aún reinaba sobre la categoría, después de alejarse por 2 años de las competencias, tiempo donde dio a luz a su hijo Yoshiaki el 31 de diciembre del 2005.

Aunque fue derrotada en el campeonato nacional de ese año en Río, Ryoko Tani demostró su gran técnica, quitándole el puesto a la campeona del Mundo, la cubana Yanet Bermoy.

En los Juegos Olímpicos de Beijing de 2008 se tuvo que conformar con una medalla de bronce, siendo derrotada por la rumana Alina Dumitru, y derrotando a su vez a la Rusa Lyudmila Bogdanova.

En sus 15 años de incursiones deportivas a nivel internacional Ryoko Tani solo obtuvo un total de cinco derrotas con las siguientes judokas:

La primera fue con Karen Briggs, la británica que le quitó el título en su primer Campeonato del Mundo de Judo en 1991, cuando Ryoko Tani, tenía solo quince años de edad.

La segunda derrota la encontró en la final de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, contra la francesa Cécile Nowak..

La norcoreana Kye Sun Hui, fue la tercera persona en derrotar a Ryoko Tani, en su encuentro en la s Olimpiadas de Atlanta de 1996.

Y por último tenemos a la japonesa Tomoko Fukumi, quien le derrotó dos veces, en 2002 y en el año 2007, en la fase final del Campeonato de Japón.

En mayo de 2010, Ryoko Tani, fue presentada a la política por Ichiro Ozawa, y en el verano de ese año, aún preparándose para competir en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, fue elegida a la Cámara Alta de la Dieta Nacional de Japón, también conocida como la Cámara de Consejeros, por lo que una vez designada en el puesto anunció su retiro del Judo profesional.

Si hay algo que se le debe atribuir a Ryoko Tani, es el auge que obtuvo el judo femenino en Japón, Ryoko Tani continuó el legado de Kaori Yamaguchi, la primera mujer japonesa que ganó un Campeonato Mundial de Judo en 1984. Hasta entonces el judo había prevalecido solamente como un deporte para hombres hoy el numero de mujeres judokas se ha incrementado notablemente

.

 

Ryoko Tani, no permitió que su matrimonio con Yoshitomo Tani terminara con su carrera deportiva, y tampoco el alumbramiento de su hijo, lo que la consideró un símbolo mundial femenino, como madre joven, esposa y judoka profesional.

Related Posts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola