El sistema de arte marcial takeouchi-ryu fundado en 1532 se considera el comienzo del Jujitsu Japonés. El Judo deriva de Jujitsu, el arte de atacar a los demás o defenderse usando solo con propio cuerpo.

(Takenouchi Ryū es un arte marcial que incluye una variedad de armas. Sus técnicas han sido influyentes en la fundación de muchas otras escuelas en Japón. Takenouchi Ryū todavía se transmite activamente hoy por miembros de la familia Takenouchi, así como por otros grupos dentro y fuera de Japón)

El Judo es un arte marcial que nació en Japón y hoy es conocido en todo el mundo como deporte olímpico. El Judo se estableció en 1882 combinando el Jujitsu, una forma de lucha con el control mental. Las raíces del Jujitsu se encuentran en el Sumo, que tiene una muy larga, historia; es mencionado en el Nihon shoki (Crónica de Japón), un documento del año 720 que describe la historia de Japón desde la mítica era de los dioses, hasta la emperatriz Jito, que reinó del 686 al 697.

Desde el siglo XII hasta el siglo XIX, Japón fue gobernado por los samuráis, una clase de soldados profesionales. Esto proporcionó un terreno fértil para el desarrollo de diversas artes marciales. Además de luchar con espadas, arcos y flechas, los samurais desarrollaron el Jujitsu para luchar contra los enemigos a corta distancia en el campo de batalla. De este modo evolucionaron diferentes estilos de Jujitsu, y el combate cuerpo a cuerpo se extendió como una parte importante de entrenamiento militar.

La era del gobierno samurai llegó a su fin con la Restauración Meiji de 1868, y la cultura occidental comenzó a filtrarse en la sociedad japonesa. El Jujitsu comenzó a declinar, pero el entusiasmo de un joven lo rescató de la extinción. Ese hombre era Jigoro Kano, fundador del Judo tal como lo conocemos hoy. Jigoro Kano fue sobresaliente académicamente, pero sufría un complejo de inferioridad debido a su pequeño físico, por lo tanto se convirtió en aprendiz de Yanosuke Fukuda, un maestro de la escuela de Jujitsu Tenjin Shin’yo cuando tenía 17 años, y trabajó duramente para volverse más fuerte. En mayo de 1882, cuando tenía solo 21 años, tomó lo mejor de cada estilo de Jujitsu y creó una escuela propia. Este fue el nacimiento del Judo moderno. Inicialmente solo contaba con nueve estudiantes, y el dojo (salón de práctica) medía solo unos 20 metros cuadrados.

El sueño de Jigoro Kano se hizo realidad en los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964, cuando el judo masculino fue reconocido como evento olímpico oficial. Se otorgaron medallas a los competidores en varias divisiones, y los competidores japoneses barrieron el oro en todas ellas excepto en la división abierta, donde se coronó el único campeón no japonés. Esto fue una clara señal indicando que el judo ya había echado raíces en países fuera de Japón. El judo femenino fue presentado como evento de exhibición recién en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y se agregó al programa oficial en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

Actualmente, unos 184 países y regiones son miembros de la Federación Internacional de Judo. Este deporte es particularmente popular en Europa, de hecho, hay mucha más gente en Francia que practica el judo que en Japón. Japón continúa promoviendo el judo en otros países, por ejemplo enviando instructores a regiones donde el Judo no es tan conocido como África y Oceanía.

Jigoro Kano

Jigoro Kano nació el 10 de Diciembre de 1860 en la ciudad hoy llamada Kobe, Japón y falleció el 4 de mayo de 1938. Durante su vida, Jigoro Kano obtuvo un doctorado en Judo, un grado equivalente al duodécimo dan, hecho solamente conseguido por el mismo hasta el día de hoy. Trabajó toda su vida para promover el desarrollo del atletismo y el deporte japonés en general, y como resultado a menudo es  llamado “Padre del Deporte Japonés”. En 1935 fue galardonado con el premio Asahi por su destacada contribución al deporte.

Related Posts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola