La elección de Jigoro Kano para el Comité Olímpico Internacional pudo haber tenido algo que ver con esto. Su elección para integrar el COI (Comité Olímpico Internacional) en 1908 le hizo  viajar numerosas veces al extranjero, y comenzó a enseñar Judo en todos sus destinos.

Su asistente principal, Yamashita, había ido a América en 1903 donde, sucesivamente, enseñó en la Universidad de Harvard y la Academia Naval de los Estados Unidos en Annapolis, donde enseñó a Theodore Roosevelt. Tsunejiro Tomita y Mitsuyo Maeda siguieron a Yamashita a América. Tomita enseñó en la Universidad de Columbia, mientras que Maeda continuó viaje a  Europa y luego a América Central y del Sur.

Eventualmente, luego de muchas exhibiciones, Mitsuyo Maeda se estableció en Brasil junto a colonos japoneses, donde de inmediato ganó la atención de la población autóctona y se convirtió rápidamente en el padre fundador de “Gracie Jujitsu”.

En Europa, el Judo fue introducido en Inglaterra por Yukio Tani en 1905. En Francia, la llegada de Hikoichi Aida y Keishichi Ishiguro en 1924 fue el puntapié inicial de uno de los trasplantes internacionales más exitosos de Judo. Yoshisaburo Sasaki llevó el Judo a Hungría en 1906. Hikoichi Aida se trasladó de Francia a Alemania y continuó difundiendo el Judo allí, pero solo se popularizó luego de las visitas de Kazuzo Kudo y Sumio Imai en 1926. La Federación Italiana de Judo fue fundada en 1924, basada principalmente en los esfuerzos del embajador japonés en Italia, Youtarou Sugimura, quién era un Judoka.

¿Y qué sucedió en Asia? En Asia, Shinzo Takagaki llevó el Judo a India, Nepal y Afganistán en 1929. Los vientos de guerra de Japón durante la década de 1930, y luego la Segunda Guerra Mundial, ralentizaron el crecimiento del Judo. El mundo estaba preocupado por la depresión económica y los dictadores belicistas. A diferencia de la mayoría de sus hermanos en las artes marciales, Jigoro Kano (fundador de Judo) era un pacifista, y fue testigo con considerable alarma de la militarización de Japón durante la década de 1930. Tal vez pensó que sus amados Juegos Olímpicos enfocarían la atención mundial de Japón y desviarían al gobierno de su postura belicista.

Kano asistió a la reunión del COI en El Cairo en agosto de 1936 para dirigirse a la asamblea sobre la posibilidad de seleccionar una ciudad Japonesa como sede de los Juegos Olímpicos. Según consta en las actas del COI, declaraba lo siguiente: “Desde la reactivación de los Juegos Olímpicos, estos se han celebrado en Europa y en los Estados Unidos de América exclusivamente. Asia desea a su vez tener su posibilidad” Y Asia obtuvo su turno con la designación de Tokio para celebrar los Juegos Olímpicos de 1940, pero fueron cancelados rápidamente debido a la Segunda Guerra Mundial. Jigoro Kano nunca vio su sueño hecho realidad, y falleció un par de años después. Después de la cancelación de Tokio, Helsinki fue designada, pero los juegos de 1940 nunca se llevaron a cabo. Helsinki fue sede de los Juegos más tarde en 1952 y Tokio recién en 1964.

Luego de la guerra,  y en plena ocupación militar de Japón por parte de tropas estadounidenses, los generales Thomas Powers y Curtis LeMay alentaron a sus subordinados a estudiar Judo.

En 1951, se creó la Federación Internacional de Judo, y en 1952, cuando Japón se unió formalmente, el hijo de Jigoro Kano, Risei Kano, fue elegido presidente. La fama de Judo se expandía velozmente.

Fue durante este tiempo que la rama brasileña de Judo, Gracie Jujitsu, decidió que era el momento adecuado para aprovechar esta creciente ola de popularidad, y comenzó a expandirse a una velocidad increíble.

Cuando el Judo se convirtió en un deporte de demostración olímpico en 1964, los entusiastas de “Sambo” rusos comenzaron a entrenar el Judo ortodoxo, con el objetivo que la Unión Soviética pudiera formar equipos en ese importante deporte internacional. Sambo, combinado con Judo, proporcionó una base firme para un estilo de Judo ruso, y le da una distinción que permanece hasta nuestros días

Related Posts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola